AMINOÁCIDOS Y PROTEÍNA: CUÁNDO Y PORQUÉ NECESITAS CADA UNO

Si tu meta es un aumento máximo de masa muscular, muy probablemente estés consciente del papel fundamental que juega la proteína en la síntesis muscular. Dado que los aminoácidos son el pilar fundamental de la proteína, ellos también tienen un papel clave. Aunque podría parecerte que los suplementos de aminoácidos y los suplementos de proteína hacen lo mismo, el hecho de reforzar tu ingesta de proteína con aminoácidos esenciales puede proporcionarte una ayuda adicional. Aquí te informamos acerca de cómo obtener los máximos beneficios de cada uno:

 

PORQUÉ NECESITAS PROTEÍNA

La proteína completa de alta calidad, ya sea de suero de leche (whey) o de caseína, contiene los nueve aminoácidos esenciales que necesitas. Estos son esenciales para satisfacer tus necesidades diarias de proteína que tu cuerpo requiere para el aumento y recuperación muscular. Para saber exactamente cuánta proteína diaria tu cuerpo necesita, intenta utilizar un calculador de proteína para llevar un conteo de cuánta estás obteniendo. Si hay una diferencia entre lo que requieres y lo que estás obteniendo, una proteína en polvo o un batido de proteína listo para llevar de alta calidad son opciones satisfactorias y sencillas para llenar ese vacío.

 

CUÁNDO TOMAR PROTEÍNA

¿Estás tratando de aumentar tu masa muscular magra y ayudar a la recuperación después del entrenamiento? Escoge suplementos de proteína específicos para el pre y post entrenamiento y tómalos en el momento correcto para así mejorar los resultados. Por ejemplo, la proteína de suero de leche (whey) se absorbe rápidamente y da mejores resultados cuando se toma en los siguientes 30 minutos después del entrenamiento. Por otro lado, la proteína de caseína se absorbe más lentamente y es ideal para justo antes de acostarse debido a que proporciona una liberación constante de aminoácidos, los cuales pueden utilizarse para la reparación muscular mientras descansas.

 

PORQUÉ NECESITAS AMINOÁCIDOS

Entonces, si estás cumpliendo con tus objetivos diarios de ingesta de proteína y apegándote a tu rutina de entrenamiento, deberías estar preparado para lograr tus objetivos óptimos, ¿correcto? La respuesta es que tal vez. Si tu misión es crecer y hacerte musculoso, los acertadamente llamados aminoácidos esenciales son, sin duda, esenciales. Tres de los nueve aminoácidos esenciales –leucina, isoleucina y valina – comprenden el 35 por ciento de nuestra proteína muscular. Estos tres actores fundamentales son aminoácidos de cadena ramificada – conocidos como BCAAs por sus siglas en inglés- y son especialmente importantes. Los BCAAs son aminoácidos esenciales que son parte de la proteína muscular. Estos ayudan a preservar las reservas de glucógeno muscular y reducen la descomposición de la proteína. Cuando se trata de síntesis de la proteína, la leucina es sin lugar a dudas, el BCAA más importante. La leucina se encuentra en la proteína de suero de leche (whey). Sin embargo, esto no significa que el hecho de consumir más proteína de suero de leche (whey) te vaya a aportar los beneficios máximos de los BCAA. En una presentación separada de suplemento, los BCAAs no están ligados a otros aminoácidos, como sí lo están en la proteína de suero de leche (whey). Esto significa que pueden ser absorbidos y digeridos más rápidamente, lo cual los hace disponibles más rápidamente para impactar la síntesis de la proteína.

 

CUÁNDO TOMAR AMINOÁCIDOS

Es fundamental tomar tus BCAAs junto con tu proteína inmediatamente después de haber entrenado, pero los suplementos de BCAAs también pueden ser consumidos antes y durante el ejercicio para darle combustible a tus músculos y preservar las reservas de glucógeno. Busca, en la medida de lo posible, una mezcla de proteína que tenga una razón de 2:1:1 – 10 gramos de BCAAs por servida, cinco de los cuales sean leucina.